Mejor en octubre

Sinopsis

Era un viejo propósito que nunca pude cumplir hasta ahora: que Arturo Fernández me estrenara una comedia. Más de una escribí pensando en él, aunque luego nuestros respectivos compromisos impidieron que mi deseo se realizara. Finalmente, cuando Arturo me solicitó en firme una obra para conmemorar su XXXV aniversario como empresario teatral, sentí una enorme satisfacción y, al mismo tiempo, una buena dosis de incertidumbre ante la posibilidad de fallar arrastrado por mi propio entusiasmo. La creatividad es así de enigmática y, a veces, la obsesión por hacer algo excesivamente bien nos conduce a resultados negativos.

El hacer un frac a la medida -en este caso un chaqué- puede resultar sencillo, pero ante todo se requiere que el destinatario sepa llevarlo con el mismo desenfado e impremeditación con que un obrero lleva su mono de trabajo. ¿Puede algún autor contar con mejor maniquí que Arturo Fernández para ir colocando sobre él las distintas prendas de vestir y dar vida a un personaje elegante, cínico, irresistible, brillante, odioso, arrollador y fascinante? Situar a Arturo en esa tesitura es tan esperanzador como entregar a Fred Astaire, allá por los años treinta y cuarenta, una chistera y un bastón: el espectáculo está servido. Trabajando en el texto de Mejor en octubre, yo he tenido el privilegio de disfrutar por anticipado de la extraordinaria personalidad de Arturo Fernández, de su forma de actuar, de decir y de expresar sentimientos. Lo he pasado magníficamente bien.

Mejor en octubre
Caracteristicas: 1997 92 pp