El jardín de nuestra infancia

Sinopsis

«Estamos ante un delicado esquema narrativo. Miralles lo realiza con psicologismo que profundiza en los tres caracteres femeninos, y lo hace con agudeza, con lenguajes muy diferenciados en los que las tres mujeres cuajan sus personalidades femeninas perfectamente establecidas. Probablemente el dibujo exquisito de la personalidad compleja de Sita es el mejor de su galería de construcción de personajes durante su ya importante producción teatral.» Lorenzo López Sancho (ABC, 24-4-1995)

MONTAJE GRATIFICANTE. «El texto de Miralles es literario y hermoso; la acción dramática se desarrolla llevando de la mano al espectador hacia el clímax y hacia el desenlace. Es a un tiempo una obra dura y optimista, con una visión positiva de la vida.» Alberto de la Hera (Ya, 7-5-1995)

DRAMA FAMILIAR. «El texto cumple a la perfección los requisitos del género: bien escrito, con ritmo, buen manejo del diálogo y la intriga, y una estructura circular coherente.» Santiago Troncón (El Mundo, 21-4-1995)

“La obra crece a lo largo y ancho de la escena y gana, sobre todo, en profundidad: posee la atracción fatal de lo simbólico.» Jaime Siles (Blanco y Negro, 28-5-1995)

UN DRAMA OPTIMISTA. «Hay una inquietante ocultación, un misterio que planea en la casa familiar. Es la parte mejor escrita, antes de que se produzca el desvelamiento mediante la entrada en escena del personaje que provocará toda la ruptura (el regreso del hermano a casa) y que además dará lugar a momentos de buena construcción en clave de comedia.» Enrique Centeno (Diario 16. 21-5-1995)

El jardín de nuestra infancia
Caracteristicas: 1997 92 pp