El baile de los ardientes

Sinopsis

Pertenece a la Trilogía Italiana, formada por aquélla, Salvator rosa y Los españoles bajo tierra, recientemente estrenada.

Se estrenó en el marco del décimo Festival Internacional de Teatro de Madrid y obtuvo resonantes críticas. La profesión y los especialistas de teatro la acogieron con regocijo, se lucía en ella como Dios lo echó al mundo el galán Luis Merlo.

El papel del Cabriconde lo interpretaba, de modo virtuosista, Manuel de Blas, posteriormente Premio Nacional de Teatro. Yo quedé contento de la unidad de interpretación lograda por la compañía.

La comedia me sigue gustando. Tiene un planteamiento atrevido con el aval de la poesía. Invoca una amoralidad del Siglo de Oro imaginado por el mundo occidental. El Cabriconde es un «iniciador» sabio y satánico, un emisario del dios Pan. Lo que le propone a Cambicio no es una vergonzosa relación homosexual, sino una relación con el mundo llena de audacia, de vitalidad, de pensamiento y de libre arbitrio. Todo esto —con aspecto tan complicado — está resuelto jocosamente, en términos un tanto surrealistas pero descifrables.

Tengo constancia de que el público se divirtió, y el recuerdo del último trabajo escénico de mi entrañable Luis Escobar, que con tanta gracia y tanta clase hizo el padre aristocrático de Cambicio. Ahora añado a la dedicatoria original a Francisco Brines un «In Memoriam» de Luis Escobar.

El baile de los ardientes
Caracteristicas: 1992 56 pp